time-to-market

Reducir el time-to-market ¿Cómo conseguirlo?

Gedeón Domínguez Consultoría Técnica Estrategia de Producto Tecnología Transformación Digital

Zoom sobre las prioridades de producto digital.

Reducir el time-to-market. ¿Cómo conseguirlo?

Desde la concepción de un proyecto de desarrollo hasta su materialización, la naturaleza de las corporaciones hace que la capacidad de ejecución para testear una solución en el mercado sea altamente ineficiente en cuanto al go-to- market. 

Startup vs Corporación

Esto no es un problema meramente estructural sino de planteamiento. Mientras que una startup se beneficia de metodologías ágiles y no está lastrada por el Business As Usual o el compliance, una corporación requiere de un alineamiento de procesos previos al desarrollo que impiden competir en igualdad de condiciones. Y en caso de llegar al mercado con cierta premura, la solución va a necesitar iteraciones que mientras una startup va a solucionar de manera reactiva, una corporación va a tener que provisionar recursos, abrir nuevas RFPs y justificar el porqué de la desviación presupuestaria.

Se han planteado iniciativas como externalizar el desarrollo o crear células independientes que se rijan por otros procedimientos más ágiles pero al final, el cuello de botella acaba siendo el mismo ya que la adopción de la solución dentro de la empresa, así como las integraciones, requieren de unos procesos que no pueden obviarse por la propia complejidad estructural de una gran compañía. 

No desarrolles

El planteamiento más disruptivo y, potencialmente más interesante, es no llegar a desarrollar antes de haber validado o priorizado la solución. Esto permitiría desarrollar soluciones con un porcentaje de éxito mucho mayor y alinear los esfuerzos para ejecutar proyectos con un alto nivel de certidumbre. 

Actualmente el nivel de data presente en el mercado en open-source permite, con planteamientos metodológicos estructurados, conseguir conceptualizar y definir, con un alto nivel de detalle, el éxito o no de un futuro desarrollo antes siquiera de haber hecho un MVP.


Por tanto, el objetivo para reducir el time-to-market no está estrictamente vinculado a la metodología de desarrollo de nuevos productos sino a la priorización de esfuerzos gracias a metodologías de prevalidación.